< IR HOME / CAPÍTULO 02 /

Propuesta de tipología para la minería en Colombia

El GDIAM parte de la premisa de que el desarrollo de la minería incluyente, resiliente y competitiva en Colombia requiere diferenciar y definir con claridad los tipos de minería existentes en el país. La falta de claridad conceptual que se evidencia en la actualidad en las normas mineras, ambientales y penales y en decisiones supranacionales, planes de desarrollo o documentos Conpes, es una grave falencia que impide la estructuración acertada de la política pública minera. Por ejemplo, no es justo ni acertado asimilar la actividad extractiva criminal que desarrollan grupos al margen de la ley con otros tipos de actividades extractivas que no cumplen con la totalidad de las leyes vigentes y, menos aún, con aquellas que sí las cumplen.

Por esta razón, el GDIAM propone una tipología básica de la minería, para posteriormente sugerir instrumentos y políticas públicas diferenciadas por categoría de minería identificada. No obstante, es de mencionar que en el territorio mismo se pueden observar procesos de simbiosis-hibridación entre diversos tipos de minería que han de develarse a la hora de la implementación de políticas públicas, cuya aplicación permitirá velar por su eficacia y minimizar los daños colaterales de diversa índole que estos procesos pudieren ocasionar.

MINERÍA FORMAL

Es aquella minería que se desarrolla con el cumplimiento de las normas en los ámbitos minero, medioambiental, fiscal y cambiario, laboral y de seguridad social. Cuenta con –o está bajo el amparo de– un título minero legalmente otorgado e inscrito en el Registro Minero Nacional y con licencia ambiental, independientemente de la escala del proyecto, obra o actividad. Este tipo de minería se caracteriza por operar con base en los estándares propios de la industria en materia de seguridad industrial, higiene y salud ocupacional, gestión ambiental, responsabilidad social, transparencia económica y, en general, por cumplir con sus deberes y obligaciones constitucionales, legales y contractuales.

MINERÍA ANCESTRAL Y ARTESANAL

La minería ancestral es aquella desarrollada por comunidades étnicas en sus territorios y la minería artesanal es aquella desarrollada tradicionalmente por comunidades rurales. Ambas corresponden a una minería de subsistencia, a pequeña escala, no mecanizada y que utiliza medios artesanales o rudimentarios de extracción. Estos son dos tipos de minería actualmente reconocidos por la ley, que por su carácter social, cultural y simbólico, son legitimados y amparados social y legalmente.

MINERÍA INFORMAL

Es aquella actividad extractiva que realiza trabajos de captación de minerales que incumple al menos uno de los requisitos exigidos por la ley, a saber: el título minero vigente o la autorización del titular de la propiedad, la licencia ambiental, las normas laborales, ambientales, de seguridad o de salubridad industrial, la capacidad técnica mínima necesaria o el pago de regalías o de las contraprestaciones económicas exigidas por el aprovechamiento de los recursos naturales. En general, esta es una minería de pequeña escala con vocación de formalizarse.

MINERÍA ILEGAL

Es aquella minería mecanizada, sin vocación de formalización, que no dispone del correspondiente título minero vigente o de la autorización del titular de la propiedad en la que se realiza y que, además, no cumple con al menos uno de los requisitos exigidos por la ley, a saber: la licencia ambiental, las normas laborales, ambientales, de seguridad o de salubridad industrial, la capacidad técnica necesaria o el pago de regalías o de las contraprestaciones económicas exigidas para el aprovechamiento de los recursos naturales.

ACTIVIDAD EXTRACTIVA CRIMINAL

Es aquella que adelanta actividades extractivas para obtener rentas destinadas a acciones delictivas o criminales o que usa medios criminales para desarrollar la actividad minera.

En cuanto a la escala de la actividad minera, salvo en los casos de la minería ancestral y artesanal y la mayoría de la informal, las actividades extractivas pueden ser a pequeña, mediana o gran escala, y los límites de tamaño deben ser definidos en función de la reglamentación que para el efecto expida el Gobierno Nacional utilizando parámetros que se puedan medir claramente, como son la extensión de la mina, la producción, el número de empleados, las reservas, etc. El siguiente cuadro da cuenta de estas categorías:



post image
post image
post image
post image
post image


© |Política de Privacidad